El pasado martes 19 de julio de 2011, leí y defendí mi tesina universitaria -previa a la tesis doctoral- en el salón de grados de la Facultad de Filosofía y Letras, en la Universidad de Oviedo.

¿El tema? La Asturianada, fundamentalmente orientando el trabajo en torno a cuestiones estructurales y realizando una síntesis etnomusicológica.

La nota ha sido un 10. La máxima posible. Pero el 10 es verdaderamente para esa parcela de la cultura asturiana a la que me dedico en cuerpo y alma: la música.