Desde ya. La música que Héctor Braga interpreta y compone está exenta de los impuestos y cánones económicos que la SGAE reclama a la sociedad. Música de dominio público y/o con autoría. Las dos cosas a la vez. Perfectamente compatibles. Como toda la vida.

Debería cundir el ejemplo entre la gente dedicada a la música folk y la escena tradicional, que registra “versiones” o “arreglos”. Y algunos directamente los temas… Es injusto que la gente pague por su propia música, la que sus antepasados nos transmitieron, más allá de los conciertos y servicios directos. Esta es por lo tanto una decisión lógica. Un gran día. Un gran paso adelante.baja copia2