Este miércoles actuaré con los Stormy Mondays, un grupo de Pop-Rock independiente con una historia y una calidad alucinantes, con los que llevo más de un año colaborando.

Hace poco consiguieron que su canción Sunrise Nº1 fuese la sintonía que despierte todos los días a los astronautas de la última misión del transbordador «Endeavour» en el espacio.

Un gustazo de concierto patrocinado, en el escenario de la Plaza de la catedral de Oviedo con otros grupos como Fangoria y Delorean.