Este domingo 11 de enero se celebró una nueva mañana de «Sidros y Comedies» en Valdesoto (Co. Siero).

Es una tradición centenaria, la de reunirse los vecinos en la plaza de la iglesia a escuchar a los personajes de la comedia (el pecáu, las damas, el tontu, el cura…) representando una obra que resume la actividad del año, en clave satírica.

El pequeño Nicolás, el caso Bárcenas, Corinna, Hacienda, los políticos del momento… Todo ello salieron a la palestra en un ejercicio de sana autocrítica al que nuevamente me invitaron a participar. «El ciegu que tou lo ve» es el personaje que hace años me permite cantar sobre la actualidad de una forma mordaz y satírica, en el viejo estilo de los ciegos copleros algunas miserias de nuestro tiempo. Algo que raramente haría Héctor Braga en uno de sus conciertos actuales.

Siempre digo que la mejor forma de mantener las tradiciones es formar parte de ellas, viviéndolas en primera persona. Más todavía cuando fomentan el sentido del humor en estos tiempos que corren, que, porqué no decirlo, tampoco son mucho mejores que los tiempos pasados.

Valdesoto, enero de 2015

Los participantes de la comedia

Enero de 2015

El ciegu que tou lo ve, en acción