Página 2 de 25

#02 La que nunca olvidaré

Titular mi nuevo disco “La nota más alta” fue algo sencillo y obvio. Después de años dedicándome a la música tradicional, publicar mis propias canciones tenía mucho de valiente, y quería dar lo mejor. Quería ofrecer mi nota más alta.

La segunda canción del disco, “La que nunca olvidaré“, es una balada romántica que te cautiva por su sencillez y por su forma musical redonda y casi perfecta. No le sobra ni le falta una sola nota y para las partes instrumentales utilicé mi zanfona, ese instrumento tradicional tan propio de los contadores de historias que viajaban por los caminos de la Península.

Se trata de una canción de amor cuya letra evoca constantemente a esa persona inolvidable, a esa pasión imborrable y a ese deseo -tan humano y utópico- de retomar el amor con la ilusión del primer día.

Así, con el espíritu ambulante que nunca me abandona, con la inspiración de quien lo mismo improvisa versos satíricos que canta historias de amor, con un mucho de sinceridad y con un poco de autobiografía, ocurrió que un día terminé mi canción de amor favorita: “La que nunca olvidaré“:

Hoy por fin empezaré a quererte como la primera vez.
Porque sólo fuí feliz contigo. Porque nunca te olvidé.

No sé si después de tanto tiempo sabré dejar de buscar 
tu presencia desde el escenario cuando tengo que cantar

Siempre fuiste la nota más alta, la mejor que yo toqué. 
La más fuerte y la más brillante.
La que nunca olvidaré.

Nunca confesé mis sentimientos, 
intentando conseguir
apartarme de aquellos que viven
sin saber dejar vivir.

Siempre fuiste la nota más alta, la mejor que yo toqué. 
La más fuerte y la más brillante. 
La que nunca olvidaré.

#01 El tren

Crear las canciones de mi nuevo disco “La nota más alta” fue una suma de introspección, creación y codificación artística de muchas experiencias vividas a lo largo del tiempo. Llevo años haciendo mis propias canciones, pero es cierto que, exceptúando “La fonda de Lola” y unos pocos temas más, siempre preferí dedicarme a la música tradicional. No sé, supongo que me parecía más importante y prioritario. Por eso las fuí “guardando en un cajón” mientras rescataba del olvido muchos romances, melodías, tonadas y canciones antiguas recogidas a lo largo y ancho de mi tierra asturiana.

Cuando por fin decidí abrir ese cajón, encontré muchas letras, anotaciones y bocetos de canciones. Algunas estaban a medio empezar, junto a versos sueltos y varias ideas dispersas, pero otras ya las tenía perfectamente terminadas y listas para grabarse. Elegí cuatro de ellas para mi EP “La nota más alta“.

Esta canción es una reflexión acerca de la vida y su naturaleza fugaz. La expresión de subir o bajarse de "El tren de la vida" es absolutamente universal. Todo el mundo la entiende.

Así fue que durante la grabación en directo improvisé unos solos con el violín y, siguiendo el consejo de Jorge Otero y Juanjo Zamorano, rescaté mi vieja mandolina para cantar mientras tocaba y llevarla al límite en las partes instrumentales. El swing del contrabajo y la guitarra acústica pusieron el resto hasta conseguir un sonido evocador de aquellos trenes de vapor antiguos, los mismos que admiramos en películas inolvidables como “Asesinato en el Orient Express“, los viajes a Hogwarts de Harry Potter, clásicos de cine bélico como “El coronel von Ryan“, “Lawrence de Arabia” o “El tren” que iba lleno de obras de arte y consiguió detener Burt Lancaster. Y sin olvidar trenes de factura americana como la de “O Brother” o aquel que surcaba el cielo en “Regreso al futuro” y tantas otras películas que ambientaron las tardes de verano de nuestra infancia y adolescencia…

En fin, quiero decir que los trenes siempre me parecieron fascinantes, aunque no tanto como el tren de la vida, ese tren a bordo del que vamos todos y del que algún día bajaremos tarde o temprano. Esta es la letra de mi canción “El tren“:

El tren de la vida es rápido como el viento, aunque todo el mundo vaya metido dentro.
Mi abuelo siempre decía que si nacemos, es por viajar a bordo durante un tiempo.

Que la vida es igual que un tren.

Muchas estaciones vemos en el trayecto, unas veces solos y otras con compañeros.
La familia, la pareja y los amigos, más lejos o cerca, todos irán contigo.

Y cuando el tren cambie de vía, tú no te debes asustar,
que la tristeza, la alegría y los sueños también nos acompañan en el tren. 
Van en el tren. El tren, el tren, el tren…
Que la vida es igual que un tren. 

Nadie que al tren subió lo hizo para siempre. Todo lo que sube baja: también la gente.
El día que yo me baje del tren, espero que mi sitio deje sólo buenos recuerdos.

Y cuando el tren cambie de vía, tú no te debes asustar,
que la tristeza, la alegría y los sueños también nos acompañan en el tren. 
Van en el tren. El tren, el tren, el tren…
Que la vida es igual que un tren. 

Consigue mi nuevo disco

¿Quieres mi último disco? Se trata de un EP de 4 temas propios grabado en directo. Sé que te van a encantar…

Hasta mayo no lo tendrás en SPOTIFY ni ninguna otra plataforma digital. Sólo puedes conseguirlo en nuestra TIENDA ONLINE , de un modo facilísimo y en dos clicks. Desde 4€ la descarga digital y 5€ en formato físico.

Nosotros te lo mandamos GRATIS a la dirección postal que nos indiques. En menos de una semana hemos hecho envíos a personas de toda Galicia, Asturias, León, Cantabria, Madrid, Cataluña, Valencia, Extremadura y Andalucía. ¡¡No esperes más por el tuyo!!

¿Te parecen abusivos los precios de los discos en los centros comerciales? ¿Te fastidia que la SGAE cobre cada vez que compras música, o cuando otros la interpretan? ¿Prefieres la música independiente a todo el plástico industrial que te quieren vender?

Yo estoy fuera de todo eso. La música debe llegar a personas como tú de la manera más cómoda, rápida y fácil posible. Porque sin música la vida es mucho peor. Y yo quiero formar parte de la banda sonora de tu vida.

Por eso pongo todo mi corazón y esfuerzo en crear canciones y ponértelas a un click de distancia. Consigue La nota más alta, mi último disco, y nos vemos en el próximo concierto.

Manifiesto: La nota más alta la dan los valientes

Con el paso del tiempo me doy cuenta que no importa cuántos años lleve dándolo todo en cada escenario. No importa cuánta fama, premios o prestigio creas que tengo…

Del pasado viven los cobardes, o los inútiles. El presente es para los valientes.

Es de valientes grabar un disco como éste, en directo, y cantar mis propias canciones más allá de versiones y bonitas canciones tradicionales (que también están muy bien, claro).

Es de valientes publicar un disco como éste, sin ninguna subvención ni “crowfunding”. Yo quiero que compres mi música y vengas a mis conciertos… Pero no quiero que financies mi creatividad porque mi libertad no tiene precio.

Es de valientes crear un disco como éste, y estar fuera de sociedades de autores que te acribillarían a impuestos y cánones cada vez que lo escuchases o comprases.

En definitiva, fíjate que es de valientes comprar mi nuevo disco. Y deberías hacerlo ya. Sé perfectamente que te sorprenderá y no sabrás cuál de mis nuevas canciones te gustará más hasta que entren en la banda sonora de tu vida.

Sólo lo conseguirás aquí, en mi web, aunque quizá dentro de tres o cuatro meses permita que lo pongan en SPOTIFY

Házte ya con mi disco más valiente: LA NOTA MÁS ALTA

« Siguientes entradas Recientes entradas »

© 2018 Héctor Braga

Tema por Anders NorenArriba ↑