Sobre mí

Soy músico desde siempre.

Desde niño me dedico a la música popular y escribo mis propias canciones. Entré al conservatorio con 10 años y hoy soy titulado superior en violonchelo, etnomusicología y doctorando en musicología.

Me apasiona cantar.
Escucha esta versión acústica en español del clásico “My Way” (A mi manera).

Cada concierto que doy es una fiesta musical donde toco hasta 6 instrumentos diferentes como el harpa, el violín, la zanfona, el violonchelo, la mandolina o la gaita. Persigo la excelencia y lo doy todo para emocionar a mi público.

Quizá te sorprenda saber que soy un artista independiente de sociedades de autores, y que gestiono mi música sin intermediarios ni sobrecostes. Tienes mis canciones a tu alcance en plataformas digitales de todo el mundo. Nunca me preocupó ser una estrella, sino entrar en la banda sonora de tu vida.

Mi ética profesional consiste en luchar porque la música sea un idioma universal que sirva para traer belleza al mundo. Es por eso que cuando no estoy en los escenarios, trabajo en la educación pública.

Oviedo 2018

Algunas imágenes de mi último concierto en Oviedo, hechas por Carlos Garna a pie de escenario en la Plaza de la Catedral.

La noche más corta del año

Ya se anuncia mi próximo concierto en la prensa local: el sábado 23 de junio desde 22:45h a 23:30h y justo antes del espectáculo pirotécnico previo al encendido de la hoguera de San Juan, estaré en la plaza de la Catedral ovetense.

Será un concierto único donde habrá mucho más que música: el artista Toño Velasco hará una intervención pictórica en torno a la hoguera y en otro escenario paralelo, los actores de Teatro Margen escenificarán las canciones, especialmente las de mi último disco “La nota más alta“.

Teatro Margen es una compañía profesional asturiana con la que llevo años colaborando. Ellos me han invitado a sumarme a su proyecto y para llevarlo a cabo hemos puesto en marcha un equipo de casi veinte profesionales entre músicos y técnicos.

Entre todos haremos que la noche más corta –y mágica– del año sea inolvidable. Dejaremos que todo lo malo y negativo desaparezca entre las llamas y os regalaremos buena música y buenas vibraciones. Además, para mí será muy especial actuar en la capital de mi tierra. En casa.

El solsticio de verano en el norte lo celebramos desde tiempo inmemorial con gaitas, harpas y zanfonas. Seguiremos la tradición!!

#04 Hombre del norte

Por supuesto que lo confieso. Y que Pedro Garfias me perdone, pero al escuchar su poema “Asturias” con el que mi paisano Víctor Manuel creó la inmortal canción “Asturias”, siempre me entraron ganas de cambiar eso de “yo soy un hombre del sur…”. Porque al fin y al cabo, los asturianos somos hombres del norte, ¿verdad?.

Desde el primer día que la escuché, siendo apenas un chaval, ya me rondaba la idea de componer una canción que comenzase: «Yo soy un hombre del norte», y ¿por qué no? le daría aires y ritmos del sur. Haría un camino de ida y vuelta. La canción uniría tierras no tan lejanas y culturas absolutamente diferentes.

Y por fin esa canción soñada vio la luz en mi disco “La nota más alta“. Su mensaje no podría ser más sencillo: en medio de las polémicas que suscitan las ferias de abril que se celebran en toda la península (Asturias incluída), un asturiano canta con ritmo de rumba. Sé bien que no soy el primero que lo hace (Ramón Melendi mediante), y estoy convencido de que tampoco seré el último.

Debemos darnos cuenta que no importa tanto cómo se canta si no más bien qué se canta. Hay que entender que lo importante es pasarlo bien y dejar a un lado todas las banderas y clichés que no hacen más que separarnos del sentido común y de la alegría que la música suscita a las personas. Ya sean de Asturias, Andalucía, Buenos Aires o México DF.  Ese, y no otro, es el mensaje de mi canción “Hombre del norte“:

Yo soy un hombre del norte, tierra verde y mar azul,
y más me siento del norte cuando tengo que ir al sur.
El sonido de la gaita yo no lo cambio por nada,
aunque me gusta el flamenco, las palmas y la guitarra.

Hay, al sur y al norte, que descubrir el lugar.
Hay, al sur y al norte, donde bailar y cantar.

Canto y olvido las penas, que en este mundo tan necio,
lo mismo el rico que el pobre van los dos al cementerio.
Echo de menos mi tierra, yo no lo puedo evitar,
pero eso no significa que no pueda disfrutar.

Hay, al sur y al norte, que descubrir el lugar.
Hay, al sur y al norte, donde bailar y cantar.

#03 El pájaro

«El Pajaro» es una canción de mi último disco “La nota más alta” que trata sobre el modus vivendi de un galán, un conquistador que va por todos los nidos que le quieran calentar. Los arreglos del violín pretenden imitar también los trinos de los pájaros, de un modo parecido al que hacen algunos músicos de Hungría en canciones tradicionales como “Dinicu” (el “pájaro” traducida).

El argumento de la letra me hizo inclinarme por un estilo muy masculino, tipo a las rancheras, donde la voz lírica brilla mucho, siempre con ese perfume a vida canalla, nocturna y etílica. El mismo aroma que desprende mi canción “El pájaro“:

Tengo fama de galán, de querer a las mujeres. 
Y no tengo más intereses que volar en libertad, 
y vivir intensamente el amor y los placeres.

Tengo fama bien ganada de ser pájaro avispado, 
en mi canto queda claro: nadie me puede cazar. 
Yo voy por todos los nidos que me quieran calentar.

Siempre quise volar libre aunque fuera contra el viento, 
soy el pájaro que vuela sonriente todo el tiempo.
Canto y río por las noches, voy volando por el día. 
Pongo el huevo en nido ajeno y otro pájaro lo cría.

Tengo claro que la vida se nos pasa en un suspiro, 
mientras sigo mi camino a veces paro a cantar 
las bellezas de la vida a quien me quiera escuchar.

Siempre quise volar libre aunque fuera contra el viento, 
soy el pájaro que vuela sonriente todo el tiempo.
Canto y río por las noches, voy volando por el día. 
Pongo el huevo en nido ajeno y otro pájaro lo cría.
« Siguientes entradas

© 2018 Héctor Braga

Tema por Anders NorenArriba ↑